Suscríbete a nuestro boletín

Las guerras de España en el norte de África (Marruecos 1497-1956)

Las guerras de España en el norte de África (Marruecos 1497-1956).

Autor/es

  • EAN: 9788490954409
  • ISBN: 978-84-9095-440-9
  • Editorial: Circulo Rojo, Editorial
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 16 X 22 cm.
  • Páginas: 508

35,55 €

Disponible en 4-10 días

Mucho se ha escrito sobre la presencia española en el norte de África (parte del territorio del actual reino de Marruecos) acerca de los diferentes sucesos que allí ocurrieron. En este libro se narran de forma sencilla e interrelacionada los acontecimientos bélicos acaecidos contra las tribus rebeldes desde los orígenes de la presencia española en el Territorio -allá por el siglo XV- hasta la independencia del constituido reino de Marruecos el 2 de marzo de 1956. Relata las siete Guerras destacadas acontecidas entre 1859 y 1927, haciendo especial hincapié en la 'Tragedia de Annual' (1921) y en el Desembarco de Alhucemas con su Ofensiva Final (1925-1927). Los hechos bélicos reflejados son reales, sus datos han sido extraídos de diversas documentaciones oficiales como -entre otras- son las Hojas de Servicio de mi abuelo y tío abuelo, Rogelio González Alba y José Valcárcel Bao, tenientes de varios Regimientos de la zona en aquella época, otros lo han sido del Expediente Picasso y de los relatos escritos de protagonistas que vivieron de primera mano todo lo ocurrido y también de los chascarrillos que contaban familiares cercanos presentes en la zona y que han quedado grabados en mi memoria. Refleja igualmente la forma de ser de algunos de los que participaron, especialmente la de mi tío abuelo Eduardo Valcárcel Bao, soldado del Regimiento San Fernando número 11, muerto y desaparecido su cadáver en el asedio y asalto a la posición de Monte Arruit un lejano día de agosto de 1921; aspirante a ingreso en la Academia de Infantería de Toledo, por muy poco tiempo no pudo conseguir su anhelada meta. Murió antes y con seguridad fue descuartizado y quemado su cadáver junto a los de sus compañeros de Armas que tan bravamente defendieron la posición hasta el consumo de víveres, agua y municiones. Ordenada la rendición por el Alto Mando, los rebeldes no respetaron el acuerdo, matando y masacrando a la casi totalidad de los Oficiales y Soldados españoles como ya habían hecho en otras posiciones que se encontraban en las mismas