Suscríbete a nuestro boletín

Un paseo por H. "La reencarnación de un ornitólogo"

Un paseo por H. "La reencarnación de un ornitólogo".

Autor/es

  • EAN: 9788494961069
  • ISBN: 978-84-949610-6-9
  • Editorial: Kriller71 Ediciones
  • Colección: Mula Plateada
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 14 X 20 cm.
  • Páginas: 132

14,00 €

Disponible

Un ornitólogo inicia su viaje desde esta vida hacia la siguiente, guiado por noventa y dos mapas que ha ido robando o, simplemente, encontrando en las circunstancias más extraordinarias. A las puertas de la muerte, un misterioso amigo, Tulse Luper, lo impulsa a realizar este paseo hacia H. -letra que, en inglés, es la inicial tanto del paraíso como del infierno-, una extraña travesía a través de una geografía a caballo entre realidad e imaginación, donde los mapas muchas veces, más que representar, crean el territorio. Narrado por el ornitólogo, "Un paseo por H." es un temprano mediometraje de Peter Greenaway que contiene ya muchas de las claves de su singular universo cinematográfico, y como demuestra la transcripción de su banda sonora, es una pieza de una gran potencia literaria que se sostiene por su propio peso más allá de la pantalla. Con este hipnótico y dislocado texto escrito y prologado por el cineasta británico, Kriller71 inaugura Mula Plateada, una colección dedicada a piezas híbridas, obras en prosa que navegan entre géneros, experimentan en las fronteras de lo literario y, en definitiva, se resisten a las clasificaciones evidentes. * 'Tulse Luper me escribió sugiriendo que encontrara un mapa adecuado para regalarle a su mujer. Sabía que ella estaba muriendo. Vi este mapa en la caseta 92 de la calle de los herreros en Asidium. Dejé un depósito por la mitad de su valor y le escribí a Tulse Luper describiendo el mapa y la calle en la que lo había encontrado. Respondió bruscamente diciendo que a su mujer no le servía pero que era imperativo que lo comprara para mí mismo. Cuando regresé para hacerlo, el mapa había desaparecido. Tres días más tarde estaba colgado en la pared de la habitación de Van Hoyten. Estuve enfermo durante seis semanas por una intoxicación alimentaria. A fines del otoño me ofrecieron trabajo como cuidador de los búhos del zoológico de Ámsterdam. Tulse Luper me había recomendado. Al llegar a Ámsterdam descubrí que Van Hoyten ya se había hecho con el puesto e incluso les había insinuado a las autoridades que yo era un saboteador. Que había intentado incendiar el observatorio del Bósforo tres veces. Busqué su oficina para confrontarlo sobre esa calumnia. Van Hoyten no estaba allí, pero el mapa sí. Dejé el dinero que faltaba para completar el precio fijado por los herreros y me llevé el mapa.'